Expectativas para los reportes corporativos del 1T24

La temporada de resultados trimestrales comenzará en las próximas semanas. El informe más reciente indica que el consenso de analistas anticipa un crecimiento anual de las utilidades que componen el S&P 500 del 3.4% (AaA) para el primer trimestre del año. De confirmarse esta cifra, lo anterior podría marcar el tercer trimestre consecutivo de crecimiento AaA en las ganancias de las compañías. Sin embargo, esta estimación es inferior al incremento del 5.7% AaA que estimaban los analistas al inicio del trimestre

Se proyecta que seis de los once sectores informarán un crecimiento en las ganancias AaA, liderados por los sectores de servicios públicos (utilities), tecnología, servicios de comunicación y consumo discrecional. En detalle, destaca el crecimiento esperado del 20.3% AaA en las utilidades del sector de tecnología, donde NVIDIA, Microsoft y Micron Technology han sido los principales contribuyentes para este incremento. En el caso del sector de consumo discrecional, sobresalen Amazon.com y las compañías de cruceros, como los principales factores detrás del crecimiento esperado del 15.3% AaA. Por otro lado, se espera que cuatro sectores reporten una disminución AaA en sus ganancias, encabezados por los sectores de energía y materiales ante menores precios de las materias primas. Finalmente, se prevé que el sector industrial revele un desempeño de utilidades AaA sin cambios (0.0%). 

A nivel de ingresos o ventas, el consenso prevé un avance del 3.6% AaA, lo cual está por debajo del promedio de crecimiento de ingresos de los últimos 5 años (+6.9%) y por debajo del promedio de crecimiento de ingresos de los últimos 10 años (+5.0%). No obstante, de concretarse la expectativa del 3.6%, los ingresos acumularían catorce trimestres con un crecimiento positivo. Con esta combinación de factores, el margen de utilidad neta en el trimestre se colocaría en 11.6%, prácticamente igual al del 1T23, aunque mejor al 11.5% promedio de los últimos cinco años. 

Analistas siguen proyectando que las utilidades e ingresos para todo el año, podrían alcanzar incrementos en el orden de 10.9% y 5.1% respectivamente. 

Como es costumbre, JP Morgan dará inicio al banderazo de salida el 12 de abril; por lo tanto, el foco de atención de los inversionistas estará volcado en el desarrollo de la temporada, en medio de un elevado nivel de optimismo por el auge de la IA y la perspectiva en torno a que a lo largo de este año podrían darse los primeros recortes a las tasas de interés. 

S&P 500: crecimiento esperado en utilidades para el 1T24

Fuente: FacSet

Sigue latente la expectativa de 3 recortes para este año

This image has an empty alt attribute; its file name is Captura-de-pantalla-2024-04-01-a-las-13.27.04.png

La Reserva Federal (Fed) tomó la decisión unánime y ampliamente anticipada por el mercado de mantener sin cambios una vez más el rango objetivo de la tasa de fondos federales en 5.25% – 5.50%, su nivel más alto en los últimos 22 años. Desde julio de 2023, la Fed no ha modificado el rango objetivo. Esta decisión se produce en un contexto de aceleración en la inflación, que alcanzó el 3.2% anual en febrero (3.8% anual excluyendo los componentes de mayor volatilidad como alimentos y energía), junto con un incremento de 275,000 empleos (frente a los 198,000 estimados).

En este contexto, el comunicado describió que los últimos indicadores de empleo han mostrado un desempeño sólido, mientras que la inflación sigue siendo elevada a pesar de su notable reducción durante el último año. Además, el comunicado reiteró que el Comité no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo hasta que haya adquirido una mayor confianza de que la inflación se dirige de manera sostenible hacia el 2%, al tiempo que continuará monitoreando las implicaciones de la información entrante para sus futuras decisiones. 

Por otro lado, la Fed actualizó sus perspectivas macroeconómicas, reafirmando que habrá 3 recortes de 25 puntos básicos (pb) en lo que resta del año, sin cambios en comparación con lo estimado en diciembre. De esta manera, la tasa de fondos federales llegaría a 4.6% desde su nivel actual promedio de 5.4%. Para 2025, podría finalizar en 3.9% desde 3.6%. En cuanto al panorama económico, la nueva estimación experimentó una notable revisión al alza, con un crecimiento del PIB del 2.1% desde el 1.4% estimado previamente para el cierre de 2024. Para 2025, la fortaleza podría mantenerse con un crecimiento del 2% desde el 1.8% previsto anteriormente. Estos escenarios sitúan a la economía en un crecimiento muy cercano a su potencial de largo plazo, que ronda el 2%. La tasa de desempleo no sufrió modificaciones relevantes para ambos años, aproximadamente alrededor del 4%. Sin embargo, la inflación subyacente estimada (excluyendo componentes volátiles como alimentos y energía), medida a través del Core PCE, repuntó ligeramente al 2.6% desde el 2.4%, mientras que para 2025 permaneció la estimación en 2.2%.

Durante su conferencia de prensa, Jerome Powell ratificó que la tasa de fondos federales ha alcanzado su punto máximo. Además, reafirmó el compromiso de devolver la inflación a su meta de largo plazo del 2% y expresó confianza en que eventualmente comenzará a observarse una menor presión relacionada con los servicios y los costos de alojamiento, que han estado afectando la inflación subyacente. Sin embargo, Powell señaló que el momento en que esto pueda ocurrir es difícil de estimar. 

Actualización de Indicadores de la FED (marzo vs. diciembre)

This image has an empty alt attribute; its file name is Captura-de-pantalla-2024-04-01-a-las-13.27.04.png

Fuente: Reserva Federal

¿Cómo ha actuado la Reserva Federal en años electorales?

Con la política monetaria generando mucha expectativa en el panorama macroeconómico y financiero para este año, resulta inevitable que los inversionistas se pregunten cómo podría influir la elección presidencial en el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés). Históricamente, la Reserva Federal (Fed) no se ha mantenido al margen durante los años de elecciones, sino que continúa persiguiendo su doble mandato de estabilidad de precios y máximo empleo, siempre buscando mantener su independencia de la política. Desde 1980, la Fed ha ajustado las tasas en cada elección, excepto en 2012, cuando las tasas estaban en cero debido a la recuperación de la crisis financiera. 

La Fed redujo las tasas en cinco años electorales y las elevó en otros cinco. En 1980, la Fed aumentó un 1% (la tasa de fondos federales, Fed Funds, rondaba aproximadamente el 17% a principios de ese año). Luego, redujo las tasas en un 5.5% entre febrero y julio cuando la economía cayó en recesión. No obstante, reanudó las subidas de tasas para combatir la inflación de dos dígitos entre agosto y noviembre (la Fed Funds cerró ese año alrededor del 19%). En 1984, la Fed aumentó un 2.25% en el segundo trimestre a medida que la inflación aumentaba y el desempleo disminuía, solo para reducir un 3.5% en el cuarto trimestre a medida que la inflación se estabilizaba. En 1988, la Fed comenzó el año con modestas reducciones de tasas, luego las aumentó hasta agosto y reanudó las subidas después de la elección.

Por otro lado, en 1992, concluyó los recortes consecutivos iniciados al comienzo de la recesión de 1990-1991 e implementó su último recorte en enero de 1996 después del aterrizaje suave “soft landing” que siguió al ciclo de alzas de 1994-1995. También, la Fed concluyó su ciclo de alzas en mayo de 2000, iniciado en 1999, destacando que el mercado de valores alcanzaba su punto máximo en marzo de 2000.

En 2016, la Fed esperó hasta después de la elección para subir una vez en diciembre y continuó con las subidas de tasas en 2017 y 2018. También es relevante que la Fed se adentró en nuevos ciclos de política monetaria que requerían una reacción acelerada, como en las severas recesiones de 2008 y 2020, respectivamente. 

En este contexto, se puede apreciar que la Fed continuó persiguiendo la meta de su doble mandato, independientemente del tema político. Este año no debería ser distinto, y es probable que veamos un menor nivel para la Fed Funds a medida que la inflación se acerca a la meta del 2% y la economía llega a un “soft landing”. 

Nota: Un soft landing en el ciclo económico es el proceso mediante el cual una economía pasa de un crecimiento acelerado a un crecimiento lento, llegando potencialmente a una fase de estancamiento, aunque evita entrar en recesión.

Cambios en la política monetaria en un año electoral.

Cambio neto en la tasa de fondos federales, %

Fuente: JP Morgan

Monitor Global de Inflación: persistente en 3%

De acuerdo con el monitoreo de JP Morgan, la inflación general y subyacente global, excluyendo China y Turquía (China atraviesa por deflación, mientras Turquía registra una tasa de inflación de dos dígitos) aumentaron ligeramente un 0.3% mensual en enero. Sus variaciones anuales continuaron disminuyendo, aunque la inflación general repuntó a 2.6% en los últimos tres meses contabilizados hasta enero, y la inflación subyacente (excluyendo componentes volátiles como alimentos y energía) también aumentó ligeramente a 3%. 

Los precios de los bienes básicos en Estados Unidos excluyendo los automóviles (ejemplo: ropa, electrónica, muebles, etc.), repuntaron 0.16% mensual en enero, indicando el fin de la deflación global de los precios de bienes en la primera mitad de 2024. Otro punto interesante, señala que los costos de envío de contenedores han aumentado un 150% desde principios de diciembre, no obstante, los tiempos de entrega de proveedores aún se mantienen cerca de sus niveles históricos, lo que sugiere un impacto limitado hasta ahora debido a las tensiones geopolíticas en Medio Oriente. Adicionalmente, el exceso de oferta en China sigue ejerciendo presión a la baja sobre los precios de los productos manufacturados. 

Además, destaca el incremento de 0.5% mensual en los precios de los servicios, impulsado por un aumento de 0.7% en Estados Unidos. Por su parte, los servicios esenciales, “core” (ejemplo: alojamiento, servicios médicos, educación, etc.), aumentaron 0.46% mensual, registrando su mayor incremento desde diciembre de 2022, elevando la tasa anual del último trimestre por encima del rango de 4-4.5%. Gran parte de este repunte obedeció al aumento en Estados Unidos nuevamente, alcanzando una tasa anual de 6.2%, mientras que la inflación de servicios en los países desarrollados, excluyendo a Estados Unidos, se mantuvo estable en un 3% anual. Particularmente, sobresalió la presión que sigue atravesando Estados Unidos en los costos de alojamiento, “shelter”.

La inflación alimentaria global prevaleció estable, cerca del 3.5% anual en los tres meses hasta enero; a pesar de que la inflación alimentaria en los mercados emergentes aceleró a 6.5% anual. Esto último debido al repunte del fenómeno meteorológico conocido como el “El Niño” que ha provocado aumentos localizados en los precios de alimentos frescos en México y Brasil.

Con esta combinación de factores, se espera que la inflación subyacente (una métrica de especial interés para los bancos centrales) a nivel global repunte al 3.3% en el primer trimestre de 2024, comparado con el 3% registrado en el cuarto trimestre de 2023. En este contexto, las condiciones sugieren que las autoridades monetarias, especialmente dentro de los países desarrollados, podrían posponer temporalmente las reducciones en las tasas de interés, a la espera de señales más claras sobre un enfriamiento más significativo en categorías clave como servicios esenciales y alojamiento. 

Índice de Precios al Consumidor Global (CPI) general y subyacente (excluyendo China – Turquía), variación mensual (%)

  • Las líneas punteadas se refieren a la media móvil de tres meses. 

Fuente: JP Morgan

Carta de Warren Buffett de 2023 a los accionistas de Berkshire Hathaway

Recientemente, el afamado inversionista y presidente de Berkshire Hathaway, Warren Buffett, compartió su carta anual de 2023 a los accionistas de la compañía. Como en años anteriores, la carta se centra menos en ‘novedades’ y más en ofrecer recordatorios útiles a los inversionistas sobre cómo invertir con éxito, expresados en su estilo particular.

Buffett sobre cómo invertir: “Aunque el mercado de valores es considerablemente más grande que en nuestros primeros años, los participantes activos de hoy no son ni más emocionalmente estables ni mejor educados que cuando yo estaba en la escuela. Por las razones que sean, los mercados ahora muestran un comportamiento mucho más parecido al de un casino que cuando yo era joven. El casino ahora reside en muchos hogares y tienta diariamente a sus ocupantes.” En este sentido, la nueva carta de Buffett reitera algunas de las cosas que han hecho que Berkshire tenga tanto éxito a lo largo del tiempo, entre ellas:

  1. Tener claro el propósito al invertir.
  2. Enfocarse en inversiones de calidad, o como diría en sus propias palabras, “negocios maravillosos”.
  3. Preferir empresas dirigidas por buenos equipos administrativos. 
  4. Mantenerse a largo plazo, ya que la paciencia compensa.

Como parte de su filosofía de inversión, Buffet destacó la tenencia de dos acciones que Berkshire podrían mantener de forma indefinida, como:  Coca Cola y American Express. Estos nombres son ejemplos de “cuando encuentres un negocio verdaderamente maravilloso, quédate con él” y “la paciencia recompensa, y un negocio maravilloso puede compensar las muchas decisiones mediocres que son inevitables”. Este año, Buffett resaltó otras dos inversiones a largo plazo que espera que Berkshire posea indefinidamente. La primera es Occidental Petroleum (OXY) jugador clave en petróleo y gas, y líder en iniciativas de captura de carbono. La segunda es la participación en cinco grandes conglomerados financieros japoneses: Itochu, Marubeni, Mitsubishi, Mitsui y Sumitomo, donde resaltó sus buenos equipos directivos, así como políticas amigables para los accionistas incluyendo una recompra de acciones cuando el precio es correcto, reinversión de utilidades para desarrollar sus negocios y compensaciones razonables hacia sus ejecutivos. 

¿Quién sucederá a Warren Buffett? Durante mucho tiempo, los seguidores de Berkshire han asumido que Greg Abel, quien gestiona las operaciones no relacionadas con seguros de Berkshire, podría ser el sucesor. Buffett prácticamente confirmó esta idea, señalando que Abel “en todos los aspectos está listo para ser el director ejecutivo (CEO) de Berkshire mañana”. No obstante, es posible que los inversionistas conozcan más sobre ese tema durante la asamblea anual de Berkshire Hathaway el 4 de mayo en Omaha. 

Finalmente, en una nota aparte, Buffett rinde homenaje a Charlie Munger (quien falleció en noviembre del año pasado), atribuyéndole el mérito de orientar a Buffett (y posteriormente a Berkshire) hacia empresas de calidad. Buffett reconoce a Munger como el “arquitecto” del actual Berkshire.

Principales inversiones dentro del portafolio de Berkshire Hathaway

Fuente: CNBC con datos de Berkshire Hathaway 

* Las tenencias son al 31 de diciembre de 2023 según se informó en la presentación 13F de Berkshire Hathaway el 14 de febrero de 2024, excepto por: Itochu, Marubeni, Mitsubishi, Mitsui y Sumitomo, que son al 12 de junio de 2023.También Occidental Petroleum, que es al 5 de febrero de 2024. Al 31 de diciembre Berkshire mantenía una posición en efectivo y equivalentes por US$168bn.

Nota: Las compañías citadas en la imagen no constituyen necesariamente una recomendación activa de Axxets/Activest, por lo que son de carácter informativo.

El boom de la IA y su potencial beneficio en diversas actividades

Con el lanzamiento de ChatGPT hace poco más de un año, así como otras herramientas de inteligencia artificial (IA), el crecimiento exponencial de estas nuevas tecnologías sigue despertando particular interés debido a su aportación para generar importantes avances en productividad, beneficiando en diversas industrias, reduciendo costos y generando eficiencias tanto para empresas como para consumidores. 

En este sentido, es común sobreestimar el efecto de la tecnología a corto plazo y contrariamente subestimar su impacto a largo plazo. Por tanto, es clave distinguir entre lo que podría considerarse especulación y moda, de lo que podría ser una oportunidad real y duradera en el tiempo. A modo de ejemplos, destaca el uso de la IA en los siguientes sectores:

  • Cuidado de la salud (healthcare)
  • Diagnóstico y planificación del tratamiento: la IA se utiliza para analizar imágenes médicas, como radiografías y resonancias magnéticas, para lograr un diagnóstico más rápido y preciso.
  • Descubrimiento de fármacos: los algoritmos de IA ayudan a identificar posibles fármacos candidatos y predecir su eficacia.
  • Finanzas:
    • Negociación y comercio de valores basados en algoritmos (trading): la IA se utiliza para analizar los mercados financieros y ejecutar operaciones en momentos óptimos.
    • Detección de fraude: los algoritmos de IA pueden detectar patrones inusuales en las transacciones para identificar y prevenir actividades fraudulentas.
  • Comercio Minorista (retail):
    • Recomendaciones personalizadas: la IA analiza el comportamiento del cliente para proporcionar recomendaciones de productos personalizadas.
    • Gestión de inventario: la IA optimiza los niveles de inventario y predice la demanda, reduciendo el exceso o el desabastecimiento.
  • Manufactura:
    • Mantenimiento predictivo: la IA analiza los datos de los sensores para predecir fallas de los equipos y programar el mantenimiento antes de que surjan problemas.
    • Control de calidad: los sistemas impulsados ​​por IA inspeccionan los productos en busca de defectos en las líneas de producción.

Como se puede observar, el desarrollo más profundo de estas tendencias en tecnología, y otras áreas, parecería que cuenta con la capacidad de transformar la vida cotidiana hacia los próximos años, lo que podría generar oportunidades tanto para las empresas como para inversionistas que tengan la virtud de adaptarse y ser pacientes. 

Una amplia gama de compañías está aprovechando el potencial de la IA

Fuente: Capital Group.  

Semana del 12 al 16 de febrero

Puntos Más Destacados de la Semana

  • En Estados Unidos, la inflación de enero avanzó 0.3% en el mes, con lo que tocó una tasa anual de 3.1% (vs. 2.9% esperado). 
  • En Estados Unidos, en la recta final de la temporada de reportes trimestrales del 4T23, se ha avanzado un 72%, con un 78% de la muestra superando en utilidades y un 52% superando en ventas.
  • En China, no hubo actividades en la semana, principalmente por la celebración del nuevo año lunar.
  • En México, el gobierno publicó un decreto para eximir a PEMEX del pago de impuestos por un periodo de cuatro meses para apoyar a la compañía.

Eventos Importantes en las Próximas Semanas

  • En Estados Unidos, se celebrará el día del presidente por lo que no habrá actividades 02/19
  • En Estados Unidos, se conocerán las minutas de la Fed 02/21

Monitor

Acelera la inflación más de lo esperado en enero

El índice de precios al consumidor (CPI en inglés) de enero registró una aceleración del 0.3%, superando la expectativa del 0.2%. Con esto, la tasa anual de inflación se situó en un 3.1%, en comparación con la estimación del 2.9% y el 3.4% registrado en diciembre. Por otro lado, la inflación subyacente (core CPI), que excluye alimentos y energía, aumentó un 0.4%, superando la previsión del 0.3% y el dato de diciembre del 0.3%. En su variación de los últimos doce meses, alcanzó una tasa del 3.9% (frente al 3.7% esperado y al 3.9% de enero).

En el informe, el desempeño mensual del componente de alimentos avanzó un 0.4% (+2.6% anual), destacando un repunte del 0.5% mensual (+5.1% anual) en los alimentos fuera de casa. Por otro lado, el índice de energía descendió un 0.9% en el mes (-4.6% anual), principalmente debido a la disminución en el componente de la gasolina.

Sorprendentemente, después de varios meses de moderación, el índice de alojamiento (shelter) repuntó en enero, registrando un aumento del 0.6% mensual (+6% anual). Cabe destacar que esta categoría contribuyó con más de dos tercios del aumento mensual en todo el CPI. Detalladamente, el índice de alquiler aumentó un 0.4% en el mes (+6.1% anual), mientras que la renta equivalente a ser propietario de una vivienda subió un 0.6% en el mes (+6.2% anual). 

Considerando los últimos datos de empleo e inflación, se podría pensar que la Reserva Federal (Fed) no apresurará cambios en la política monetaria, ya que aún existe margen de mejora en lo que respecta al Core CPI. En este contexto y tras la reafirmación de Jerome Powell de que no habrá recortes en marzo, las condiciones y expectativas del consenso sugieren que el primer ajuste a la tasa de referencia podría darse hasta la reunión del 12 de junio. Como hemos expresado anteriormente, con esta combinación de factores prevaleciendo, se anticipa que el discurso de tasas altas se mantendrá hasta que se observe un enfriamiento más pronunciado en la economía y/o una mejora especialmente en el índice de alojamiento, que tiene un peso específico en el costo de vida de los estadounidenses.

Cambio (%) en los últimos doce meses del CPI y Core CPI

Fuente: U.S. Bureau of Labor Statistics

Cambio (%) mensual del CPI

Fuente: U.S. Bureau of Labor Statistics

Semana del 5 al 10 de febrero

Puntos Más Destacados de la Semana

  • En Estados Unidos, Jerome Powell reafirmó que en marzo no habrá recorte a la tasa de referencia e instó a tener paciencia.
  • En Estados Unidos, la temporada de reportes trimestrales del 4T23 posee un avance de 60%, en la que 78% de la muestra ha publicado mayores utilidades a lo previsto.
  • En China, el regulador de valores anunció medidas para estabilizar los mercados financieros, en las que resalta la política de “tolerancia cero” en contra de las ventas en corto, así como la negociación de valores con información privilegiada y emisión fraudulenta de acciones.
  • En línea con lo esperado, el Banco de México no modificó la tasa de referencia sobre un máximo de 11.25%.

Eventos Importantes en las Próximas Semanas

  • En Estados Unidos, se conocerán cifras de inflación 02/13
  • En Estados Unidos, se publicarán las ventas minoristas (retail) 02/15

Monitor

Catalizadores en el radar de los mercados

Enero ya es historia y dejó un saldo positivo para los mercados. El S&P 500 cerró el mes con un aumento del 1.6%, mientras que el Nasdaq registró un avance del 1%. El primer mes del año siempre está lleno de discusiones sobre cómo podrían evolucionar los meses restantes. Dicho esto, hay ciertos temas clave que estarán en la mente de casi todos los inversionistas a lo largo de 2024. A continuación, presentamos algunas perspectivas al respecto.

¿Puede la economía seguir creciendo al mismo ritmo? El 2023 fue considerado como el año de la recesión que nunca llegó. Hasta ahora, algunas señales sugieren una continua resiliencia económica. Esto ha generado la posibilidad de pensar en un escenario muy optimista “Goldilocks“, que implica un crecimiento sólido y una inflación en descenso. Los datos del PIB del cuarto trimestre de 2023 mostraron un aumento del 3.3% interanual, con un mercado laboral que sigue siendo sólido, como lo indicó el reporte más reciente de la nómina no agrícola. Mirando hacia adelante, no se descarta que la economía experimente una desaceleración, permitiendo un aterrizaje suave, es decir, generación de empleo saludable e inflación disminuyendo al rango objetivo. Este entorno podría permitir a la Reserva Federal (Fed) comenzar a ajustar las tasas antes de que concluya la primera mitad del año (el mercado descuenta un recorte total de 100 puntos base para todo el año), después de que Jerome Powell dejó claro que en marzo no habría ajuste.

El dominio de las 7 Magníficas, ¿persistirá? Aunque existe optimismo en torno al sector tecnológico y al estilo “growth“, no es realista asumir que estos gigantes tecnológicos subirán juntos perpetuamente. Un estándar elevado implica un margen de error pequeño, como se evidenció en la caída de Google y Tesla tras reportar números por debajo de lo esperado, mientras que Meta y Microsoft presentaron reportes sólidos. Ahora, estas empresas tendrán que destacar en todos los aspectos para complacer a los mercados. Un tema clave este año podría ser la diferenciación entre las 7 Magníficas, con algunos ganadores y algunos perdedores. Es fácil olvidar que estas son siete compañías muy diferentes. Por lo tanto, la capacidad de cada una de ellas para monetizar nuevas corrientes de ingresos, como la inteligencia artificial, podría marcar la diferencia en mantenerse en la cima o no.

¿Deberían preocupar a los mercados las tensiones geopolíticas? A pesar de que es muy desafortunado que en los últimos años la humanidad haya entrado en una nueva etapa de crecientes tensiones geopolíticas en diversas regiones del mundo, como regla general, la geopolítica no es un gran impulsor de rendimientos a largo plazo. De hecho, varios análisis que abarcan los 30 grandes shocks desde 1940 concluyeron que, sí, a menudo hay volatilidad a corto plazo en el día o dos después de que ocurre el evento, pero a tres meses, las ganancias fueron positivas el 60% del tiempo. ¿Y a tres años? Es el 90% del tiempo. Para la mayoría de los inversionistas, los eventos geopolíticos son interrupciones, pero generalmente no son puntos de inflexión. Sin embargo, las tensiones geopolíticas elevadas sugieren la necesidad de contar con algunas coberturas, dentro de las cuales destaca el oro y las acciones vinculadas al sector energético, para protegerse contra el riesgo de precios más altos del petróleo.

¿Qué podría significar una revancha electoral para los mercados? Hasta ahora, las primarias demócratas y republicanas (Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur) sugieren una revancha entre Joe Biden y el ex presidente Donald Trump. Cabe mencionar que estas elecciones son de gran relevancia para la política interna y externa; sin embargo, las estadísticas muestran resultados algo dispersos, donde el retorno promedio histórico del S&P 500 en un año electoral se sitúa en un 13.1% (excluyendo 2008, cuando surgió la crisis financiera mundial). Por lo tanto, los inversionistas no deberían basar sus decisiones de inversión únicamente en este evento, sino considerar un análisis más amplio que abarque otros factores económicos y financieros.

El consenso espera que las ventas de las 7 Magnificas crezcan a una tasa 4x (veces) mayor que la del S&P 493

*CAGR: Se refiere a crecimiento anual compuesto.

Fuente:  Goldman Sachs