Vislumbra un recorte para lo que resta de este año

Previo al anuncio de la Reserva Federal (Fed), se publicó que la inflación de mayo desaceleró a 3.3% anual desde el 3.4% esperado y del mes previo. Es importante mencionar que, en su variación mensual, la inflación permaneció sin cambios. En su forma subyacente (core), también hubo mejoría, al colocarse en 3.4% anual desde el 3.6% esperado y el 3.5% previsto. En este contexto, la Fed tomó la decisión unánime y ampliamente descontada por el mercado de mantener sin cambios el rango objetivo de la tasa de fondos federales en 5.25% – 5.50% (su nivel más alto en los últimos 22 años).

El comunicado nuevamente describió que los últimos indicadores de empleo han mostrado un desempeño sólido, mientras que la inflación ha disminuido durante el último año, aunque sigue elevada. En ese sentido, se destacó que en los últimos meses se ha presentado una modesta mejora hacia la meta del Comité de una inflación del 2%. Por tanto, el Comité reiteró que no se espera que sea apropiado reducir el rango objetivo de la tasa de referencia hasta que se tenga una mayor confianza de que la inflación se esté moviendo de manera sostenible hacia su objetivo, al tiempo que permanecerán muy atentos a los riesgos de inflación.

Por otro lado, la Fed actualizó sus perspectivas macroeconómicas, ajustando sensiblemente las expectativas para los posibles recortes a la tasa de referencia. Ahora anticipa solo un recorte de 25 puntos base (pb) en lo que resta del año, desde la estimación de marzo, que sugería la posibilidad de 3 (el mercado descontaba 2 recortes). De esta forma, la tasa de fondos federales terminaría el año en un promedio de 5.1% desde 4.6% y 5.4% actualmente. Para 2025, la nueva estimación sugiere que la tasa se colocaría en 4.1% desde 3.9% previsto en marzo. En cuanto al panorama económico, la expectativa de crecimiento del PIB se mantiene en 2.1% y 2% para 2025. La tasa de desempleo no sufrió modificaciones relevantes para ambos años, manteniéndose aproximadamente alrededor del 4%. Sin embargo, la inflación subyacente estimada (excluyendo componentes volátiles como alimentos y energía), medida a través del Core PCE, repuntó ligeramente a 2.8% desde 2.6%, mientras que para 2025 escaló ligeramente a 2.3%.

Durante su conferencia de prensa, Jerome Powell comentó que la política monetaria está bien posicionada y que, si la economía se mantiene fuerte y la inflación persiste elevada, la Fed estaría lista para mantener las tasas en el rango actual. También hizo énfasis en que las estimaciones de la Fed no necesariamente son un indicativo de las decisiones que podría asumir el Comité. Finalmente, Powell resaltó la importancia de ver una consistente mejora en la inflación antes de aplicar un recorte. Recordó que las bases de comparación para la inflación en términos anuales para los meses restantes del año no serán tan sencillas de superar, por lo que estas podrían seguir arrojando lecturas elevadas.

Actualización de Indicadores de la FED (junio vs. marzo)

Fuente: Reserva Federal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *